Cirugía Laparoscópica de Colon

¿En qué consiste este procedimiento?   
El colon es el intestino grueso, donde el intestino delgado vacía los desechos metabólicos de la digestión que no son absorbidos en el cuerpo. Después de la absorción de agua, el colon expulsa estos desechos como heces a través del recto a intervalos regulares.  


Cuando este órgano del cuerpo deja de funcionar correctamente pueden aparecer ciertas enfermedades como movimientos intestinales irregulares, crecimiento de pólipos, cáncer, entre otros. Con el tiempo también se pueden generar pequeñas bolsas que sobresalen de la forma del intestino llamadas divertículos del colon, que en ocasiones pueden ocasionar sangrados importantes e infecciones.

  
Si el paciente ha sufrido múltiples ataques entonces pudiera requerir una operación para extirpar la parte afectada del colon.  La cirugía laparoscópica de colon es un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo con el cual el cirujano puede extraer o extirpar estas porciones del colon a través de algunas pequeñas incisiones.  

 
¿Cómo se realiza esta cirugía?  
Una tomografía computarizada puede ayudar a proporcionar información para ayudar a la colocación del puerto y al enfoque para la operación. Son muchos los procedimientos diferentes que se pueden llevar a cabo y por lo tanto son muchos los factores que determinan el procedimiento óptimo y el tiempo para volver a sus actividades normales.

  
¿Cuáles son algunos de los beneficios de este tipo de cirugía?  
La mayor ventaja de una cirugía laparoscópica de colon en comparación a una cirugía abierta es que ofrece menos dolor postoperatorio, una menor estancia hospitalaria y permite al paciente regresar más rápido a una dieta de alimentos sólidos. Con esto, hay un retorno más rápido de la función intestinal, una mejora los resultados cosméticos y un más rápido retorno a las actividades normales