Cirugía para curar reflujo Gastroesofágico 

¿En qué consiste este procedimiento? 

Es el tipo de cirugía que se utiliza para eliminar la sensación de que los ácidos gástricos retrocedan desde el estómago hacia el esófago, comúnmente conocido como “acidéz” o enfermedad de reflujo gastroesofágico. Los pacientes que requieren este tipo de procedimiento son aquellos que no pueden controlar los síntomas de reflujo de tipo erosivo y severo.   

 

¿Cómo se realiza esta cirugía?

Se trata de envolver los últimos 3 cm del esófago (estructura tubular que comunica la boca con el estómago) con el fondo gástrico a fin de que pase libre y directamente  el esófago por el hiato. El procedimiento logra una presión de cierre del mecanismo antirreflujo que permite el tránsito adecuado del alimento por el esófago e impide el reflujo, generando una presión de cierre mayor que la presión que se genera en el estómago, evitando así el reflujo después de los alimentos y durante la posición de acostado durante la noche.  
 


¿Cuáles son algunos de los beneficios de este tipo de cirugía?

- El paciente sufre de menor riesgo de adquirir infecciones intrahospitalarias al estar poco tiempo en contacto con el medio hospitalario.

 

- El paciente sometido a cirugía antireflujo dejará de tomar medicamentos costosos para la acidez.

- Podrá disfrutar de alimentos que previamente le ocasionaban síntomas de reflujo diurno y nocturnos.

- El paciente recobra más energía, mejor estado de ánimo, disfruta de su trabajo y del descanso logrado por del sueño, durante la noche.

- Desaparecen los dolores de cabeza, hombros, cuello y cansancio permanente.

- El dolor en el postoperatorio es mínimo comparado con el dolor producido por la incisión de la cirugía abierta.

- Se genera un excelente resultado estético, al evitar grandes cicatrices en el abdomen.